El Chisme: El Peor Cáncer de una Organización

Las organizaciones son imperfectas. Sin importar si es una pequeña empresa, una iglesia, un grupo sin fines de lucro o una multinacional, todas las organizaciones están formadas por personas; y las personas somos imperfectas.


Ahora bien, existen ciertas actividades que pueden dañar una organización profundamente. Como tal, deben tratarse con la importancia que el caso merece. En mi opinión, existe una actividad que es muy satisfactoria pero a la vez inmensamente negativa.


Esta actividad es el chisme.


El chisme es simplemente el hecho de hablar de la situación de otra persona con alguien que no tiene ninguna forma de influir para mejorar dicha situación.


Las consecuencias que trae el chisme son profundamente negativas:

1 – Baja la moral de la organización: Las personas en vez de hablar sobre la visión y metas de la organización teniendo una mirada en el futuro, tienen la mirada en el chisme.


2 – Aleja el talento: Los grandes líderes no son chismosos. ¿Quieres alejar el buen liderazgo de tu organización? Fomenta el chisme.


3 – Hace a las personas improductivas: El chisme es parecido a las drogas. Las personas se hacen adictas e invierten innumerables horas productivas en el mismo.


Todo esto se traduce en la disminución del potencial de tu organización. Si tu organización es con fines de lucro, el chisme te cuesta dinero.


Existen organizaciones que se toman el aspecto del chisme muy en serio. Por ejemplo, Dave Ramsey, el presentador de radio que lidera una gran  organización dedicada a ayudar a las personas a tener control de sus finanzas, comenta que en su empresa si te escuchan promoviendo el chisme estás automáticamente fuera de la organización. Sin importar lo talentoso que puedas ser. Él es celoso de la cultura de su organización y no puede arriesgar a perder lo que con tanto esfuerzo ha construido.

Independientemente del lugar donde nos encontremos en la organización, existen un par de hábitos que podemos desarrollar para contribuir a la eliminación del chisme. Estos son:

1- No inicies el chisme: Cuando promueves el chisme estás entrenando a tu organización a ser desleal. Nunca olvides que quien peca contigo, eventualmente peca contra ti.


2-Si alguien viene comentarte un chisme, evítalo haciéndole estas tres preguntas:


1- ¿Estás 100% seguro que lo que me vienes a contar es verdad?

2- ¿Lo que me vienes a contar es algo bueno?

3- ¿Lo que me vienes a decir tiene alguna utilidad para mí?


¿Para qué te podría interesar saber algo que no estás 100% seguro que es verdad, no es bueno y no es de utilidad?

Referencias:

Victor Hugo Manzanilla. (2012). El Chisme: El Peor Cáncer de una Organización. Junio 20, 2012, de Liderazgo Hoy Sitio web: http://www.liderazgohoy.com/el-chisme-el-peor-cancer-de-una-organizacion/

Escribir comentario

Comentarios: 0